Libros que contienen libros

Meter libros dentro de otros libros. Empecé a hacerlo por necesidades de la trama en mi novela El ladrón de sueños y debo reconocer que me gustó. En esta obra, un detective de provincias nos cuenta su historia en la que aparece un escritor que, con su pluma y sus libros, ha logrado transformar la vida de otros. Ese peculiar escritor, de nombre Luis Mateo Griezman, coló cuatro libros en mi novela. Bueno, sería más justo decir que yo le obligué a escribirlos y a colarlos, y también le obligué, claro está, a titularlos, algo que a mí me cuesta mucho y que sin embargo a él no. Esos títulos son El juego de espejos, Silencio en la oscuridad, Corazones negros y A ti, mi querida soledad. Todos ellos tienen características comunes que no puedo desvelar y, de un modo que no sé muy bien cómo explicar, están construidos al completo en mi cabeza, como si los hubiera leído, aunque en la novela solo salgan fragmentos, resúmenes, esbozos, sus notas de autor o los títulos.

Sigue leyendo «Libros que contienen libros»