El lápiz y la goma de borrar

Esta es la historia de un lápiz y una goma de borrar que amaban el papel y las palabras. Tanto, que no les importaba acompañarlas durante horas. Mas, un buen día, su dueño se cansó de ellos y decidió que no eran dignos compañeros de sus escritos. Los relegó dentro de un triste bote de lápices.

Una noche, sin permiso y aprovechando la oscuridad que da el sueño, salieron del bote y anduvieron por aquí y por allí, entre frases, párrafos y expresiones. Amaron el papel y lo garabatearon. Borraron algunas de sus palabras y colocaron otras en su lugar. Luego, satisfechos, volvieron al bote donde sus compañeros les aguardaban.

Al día siguiente, el hombre que los había olvidado descubrió asombrado que el lápiz y la goma de borrar habían hecho une excelente trabajo con su obra. Fue al bote de los lapiceros, los cogió y los dejó cerca de sus papeles, pues se percató de cuánta falta le hacían, y nunca más los apartó de su lado.

Sigue leyendo «El lápiz y la goma de borrar»