En busca de luz

Hoy en, El Comercio (pinchad aquí o en al fotografía), 𝐩𝐫𝐨𝐩𝐮𝐞𝐬𝐭𝐚𝐬 𝐥𝐢𝐭𝐞𝐫𝐚𝐫𝐢𝐚𝐬 𝐜𝐥𝐚́𝐬𝐢𝐜𝐚𝐬 𝐩𝐚𝐫𝐚 𝐥𝐨𝐬 𝐦𝐚́𝐬 𝐣𝐨́𝐯𝐞𝐧𝐞𝐬. Libros pensados para que encuentren entre sus páginas un refugio, un lugar donde sentirse a salvo, porque la felicidad se puede encontrar incluso en los momentos más oscuros.

«Los Juegos del Hambre» (Suzanne Collins)

Título: Los Juegos del Hambre (Trilogía)
Autora: Suzanne Collins
RBA (2009/2010)

Trilogía Los Juegos del HambreLos Juegos del Hambre son una serie de tres novelas de ciencia ficción y aventuras escritas por la norteamericana Suzanne Collins. La trilogía está compuesta (en orden) por: Los Juegos del Hambre, En llamas y Sinsajo. En principio, se consideran novelas juveniles, pero a mí me parecen perfectamente leíbles para adultos. Sigue leyendo ««Los Juegos del Hambre» (Suzanne Collins)»

Frente a la página en blanco

Seguro que en más de una ocasión os habéis tenido que enfrentar a una página en blanco difícil de tratar. Con ideas en la mente que vuelan por nuestro cerebro sin control, pero incapaces de plasmar nada sobre el papel.

Hay días en los que te sientas delante del ordenador o de un cuaderno y por mucho que te estrujes el cerebro y lo exprimas, no hay manera de que de él salga algo digno. Solo frases e ideas sueltas sin conexión con las que no consigues iniciar una historia; una buena historia. Y es que la musa que te inspira es caprichosa y, aunque a veces la llames a gritos, hace oídos sordos a tu petición de ayuda.

Esos días de bloqueo te sientes mal. La inspiración te ha abandonado y te agobias. Incluso llega un momento en el que te obsesionas con el asunto porque basta que no puedas escribir nada interesante para que más ahínco pongas en redactar cualquier cosa.

Pues mi consejo es bien sencillo. Es lo que yo hago. Olvídate. Abandona durante un tiempo el papel y no pienses en ello. No te ofusques por encontrar una buena historia, una buena idea o una buena frase que te haga empezar el camino hacia algo que merezca la pena. Olvídalo y sal a buscar la inspiración fuera de las paredes de tu mente. Quizá la musa ande escondida por ahí.

Observa todo lo que te rodea. De ahí vendrá, cuando ya no la esperes, la inspiración.

Sigue leyendo «Frente a la página en blanco»