El club de las palabras perdidas: repiquetear

Hace ya un tiempo que no rescatamos palabras. ¿Os apetece? Pues vamos allá. Hoy, en el Club de las palabras perdidas, vamos a sacar de la oscuridad del diccionario una palabra muy otoñal. Se trata de un rescate propio que tenía muchas ganas de hacer y compartir con vosotros. De una palabra que a mí, particularmente, me gusta mucho y que suelo utilizar con frecuencia; si bien, es cierto que no la oigo tanto como me gustaría. Se trata de repiquetear.

¿Y solo una palabra? Sí porque de esta bonita voz vamos a obtener otras que, igual de hermosas, nos van a llevar por senderos muy curiosos, ya veréis, donde hablaremos de lluvia, campanas, Francia y hasta de juegos de cartas.

Sigue leyendo «El club de las palabras perdidas: repiquetear»

El club de las palabras perdidas: costanilla, costana, cuaderna y adral

¿Preparados para rescatar palabras? Hoy, en el Club de las palabras perdidas vamos a sacar de la oscuridad del diccionario una palabra muy urbana que, según su rescatador, un seguidor del portal desde hace años, Rubén Álvarez, se utiliza poco. Será solo una palabra porque, como podéis ver en las fotografías superiores, ese vocablo nos va a conducir por otras igual de poco utilizadas e incluso desconocidas. La palabra elegida por Rubén es costanilla.

Sigue leyendo «El club de las palabras perdidas: costanilla, costana, cuaderna y adral»

El club de las palabras perdidas: embelesar, apolíneo, óbice

Hoy, en el Club de las palabras perdidas, vamos a rescatar varias palabras aportadas por dos colaboradores habituales del programa radiofónico La buena tarde (Radio del Principado de Asturias), donde yo también participo cada semana con una sección musical. Las voces a rescatar son embelesar y apolíneo, por parte de Javi Solís; y óbice, por parte de Adolfo Lombardero Vega.

Sigue leyendo «El club de las palabras perdidas: embelesar, apolíneo, óbice»

El club de las palabras perdidas: alcayata y cachivache

Hoy, en el Club de las palabras perdidas, vamos a rescatar dos voces que, creo, apenas se emplean. Una de ellas, la primera, nos la acerca el periodista José Luis Ruiz desde el periódico El Comercio que, como vosotros, se han convertido en rescatador del club. Las palabras son: alcayata y cachivache.

Sigue leyendo «El club de las palabras perdidas: alcayata y cachivache»

El club de las palabras perdidas: pretina y leontina

Hoy, en el Club de las palabras perdidas, vamos a rescatar un par de voces olvidadas muy interesantes. Nos las acercan desde Velasco Ediciones, que, como podéis serlo vosotros, se han convertido en rescatadores.

Las palabras que vamos a recuperar para apostar por su uso son: pretina y leontina.

Sigue leyendo «El club de las palabras perdidas: pretina y leontina»

El club de las palabras perdidas: gabán y topetar

Retomamos hoy el Club de las palabras perdidas para rescatar un par de vocablos olvidados en la sempiterna oscuridad del diccionario. Una de ellas es, desde luego, ya lo veréis, muy curiosa y la ha hecho llegar al portal la escritora Ana lena Rivera, autora de la serie de novelas negras protagonizadas por Gracia San Sebastián.

Las palabras que vamos a reivindicar son: gabán y topetar. Sigue leyendo «El club de las palabras perdidas: gabán y topetar»

Miguel Delibes: centenario

El paso del tiempo, que todo lo vuelve más épico o más vulgar —tiene ese poder—, suele hacernos creer que el éxito se obtiene desde la primera palabra que uno coloca en un papel. No me gusta esa creencia. Pienso que es arrebatar esfuerzo, trabajo y dedicación a todos aquellos que, de un modo u otro, más tarde o más temprano, lograron alcanzar el genio.

El éxito, a veces, empieza a fraguarse en caricaturas, clases de Comercio,  Derecho y Periodismo o en un Banco. Y al final se escribe mucho. Cuentos, novelas, artículos… hasta que ese paso del tiempo, en realidad, lo que hace es convertir a esa pluma tranquila en una de las plumas españolas más importantes del siglo XX .

Hablo de Miguel Delibes, del que hoy se cumplen cien años de su nacimiento. Veréis muchas y muy diferentes publicaciones sobre su vida y su obra en prensa y redes. Por mi parte os enseño dos de las novelas que a mí, particularmente, más me gustan del castellano y que, de algún modo, forman parte de mi crecimiento como lectora y escritora. Son La sombra del ciprés es alargada (1948, Premio Nadal 1947) y Viejas historias de Castilla la Vieja (1960). Algún día, con más tiempo,  ya os contaré por qué exactamente estas obras son tan especiales en mi crecimiento profesional, pero ahora, contadme, ¿os gusta Delibes? ¿Cuál es vuestro novela favorita?

El club de las palabras perdidas: baraña y cascarria

Os propongo un plan diferente para hoy. ¿Os apetece meteros a bucear por el diccionario? Así dicho igual no suena muy atractivo, pero lo es porque exploraremos su zona más profunda y oscura para rescatar del olvido un par de palabras postergadas por la falta de uso. Retomemos pues el Club de las palabras perdidas y rescatemos baraña y cascarria. Sonoras, ¿verdad? Pues vamos a ver qué significan estas preciosas palabras tan rumorosas. Sigue leyendo «El club de las palabras perdidas: baraña y cascarria»

El club de las palabras perdidas: faltriquera y miriñaque

Retomamos hoy el Club de las palabras perdidas y nos adentraremos, si os apetece, en la zona más profunda y oscura del diccionario para rescatar de su olvido un par de vocablos arrinconados por la memoria y la falta de uso que, en esta ocasión, están relacionados con el vestir.

Nuestro idioma tiene miles de palabras preciosas que por una cosa u otra —desconocimiento, vergüenza, olvido— no utilizamos y es una lástima. Aquí las recuperaremos y de esta forma, también, enriqueceremos nuestro vocabulario. Nunca hay que dejar de aprender. ¿Os apetece? Pues allá vamos. Las palabras de hoy son: faltriquera y miriñaque Sigue leyendo «El club de las palabras perdidas: faltriquera y miriñaque»