Libros en el recuerdo (I)

Libros en el recuerdo. Libros de infancia. Libros que marcaron nuestro crecimiento. Vamos a recordarlos. Un viaje por el tiempo y la memoria muy interesante y, desde luego, placentero. Estos son los cinco que a mí más me atraparon y que hoy, tanto tiempo después, todavía recuerdo. ¿Y los vuestros? ¿Cuáles fueron? Podéis compartir los títulos de aquellas lecturas que os dejaron huella a través de los comentarios.

1- Teo en el circo:

Teo en el circo

Este en concreto me encantaba. Sus dibujos, sus historia, lo que Teo decía y hacía… Mil vueltas le he podido dar. Todavía anda por mi casa, guardado.

2- Libro Anaya de lecturas con su maravilloso Borja y su oso Pancete:

Anaya lecturas

Este libro me recuerda momentos muy felices. Con él me iba a la cama a seguir leyendo lo que sucedía en la vida de Borja, las aventuras que vivía junto a su inseparable oso de peluche, Pancete, o con sus amigos en el campamento. También recuerdo, cómo olvidarlo, a su hermana que quería ser bailarina, a su madre, que olía a manzana, y a Baldomero, el señor del puesto de chucherías. Fue para mí un libro maravilloso que me ayudó a crecer, a leer, a divertirme, a aprender y a ser, en parte, lo que soy hoy.

3- Jeruso quiere ser gente (Pilar Mateos):

Jeruso quiere ser gente

Esta novela en concreto, no sé por qué me atrajo como lo hizo, pero la leí muchas veces. Quizá porque, a decir verdad, a ciertas edades, uno se identifica con Jeruso y se da cuenta, como él, de que las primeras impresiones no siempre son las que importan.

4- Fray Perico y su borrico (Juan Muñoz Martín):

Fray Perico y su borrico

Un verdadero clásico por el que no pasa el tiempo y con el que me he reído y divertido a carcajadas. Si un día estáis por casa un poco tristes y tenéis este libro a mano, no lo dudéis. Da igual que lo consideréis una novela infantil porque os volverá a llenar de alegría.

5- De profesión fantasma (Hubert Monteilhet):

De profesión fantasma

Este libro de la colección naranja del Barco de Vapor, me dio hasta miedo. Lo leí casi del tirón y después, cosa que no suelo hacer ahora, lo releí con entusiasmo, por si me había perdido algún detalle importante. Cuántas aventuras a través de las palabras de ese niño que se hace pasar por fantasma para poder vivir en el castillo donde se había quedado encerrado.

La lista se queda corta, ya que son muchos los libros que se podrían incluir en ella, pero, en próximas entregas de ‘Libros para el recuerdo’, crecerá.


4 respuestas a “Libros en el recuerdo (I)

  1. Después de ver la relación de libros que has puesto me doy cuenta, primero de lo joven que eres y segundo de que yo de pequeña no leí tanto (quizá era también otra época en la que no se valoraba tanto la lectura como ahora, hemos mejorado).
    Recuerdo: Heidi, La pequeña Polly, libro de cuentos de Grimm, Las aventuras de Huckleberry Finn, Asterix, Tintin y cuentos de Disney y Pato Donald. Y Cuento de Navidad y Cascanueces…… Qué buenos recuerdos! Qué tiempos que no volverán!

    Me gusta

    1. Hola Rosa María:
      Gracias por leer y comentar el blog.
      Soy una joven de 35 😉
      Los libros que comentas, también los he leído y lo he hecho, aunque parezca mentira, de más mayor. Los de los hermanos Grimm, aquí hago trampas, era mi madre quién me los leía.
      Un saludo.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.