«El valle de las sombras» (Jerónimo Tristante)

Título: El valle de las sombras
Autor: Jerónimo Tristante
Plaza & Janes (2011)

El valle de las sombras
Esta novela ha sido un descubrimiento. Tenía pendiente su lectura desde que este otoño fui a ver El Valle de los Caídos y la encontré expuesta en la tienda de recuerdos. Me creó curiosidad cómo se puede escribir una novela policiaca en un escenario marcado por tanto rencor. Y es que en mi visita pude sentir la tensión que emana el lugar. Una mezcolanza de sentimientos entre los que lo visitan como un monumento más y los que lo hacen como ofrenda a sus muertos, a unos u otros.

La novela de Jerónimo Tristante, reputado autor de novela negra, nos traslada al final de la guerra civil española. Franco quiere construir un gran mausoleo en Cuelgamuros, un valle en la serranía de Madrid, donde él será enterrado junto con los caídos. Para acelerar las obras se echa mano de los presos republicanos y así llega al valle José Antonio Tornell, un antiguo policía republicano, famoso en Barcelona por su eficiencia.

Al poco de estar allí, Roberto Alemán, héroe del ejército falangista, es enviado para que investigue supuestos desfalcos en los suministros. Aunque al principio, tanto Tornell como Alemán se miran con recelo, cuando se produce la muerte de uno de los presos en extrañas circunstancias, no dudan en colaborar juntos para esclarecer un caso que se va complicando cada vez más.

El valle de las sombras es una obra negra que sigue todas las normas de cualquier novela del género. Tenemos buenos, malos, asesinos, víctimas y un trasfondo político que en este caso sirve para colocar a cada uno en su lugar y poder hablar de las miserias del ser humano, sea este del bando que sea, sin acaparar uno solo todo el protagonismo. Se trata a los participantes en la guerra, independientemente del grupo, en función de cómo actúan y no conforme a sus ideales políticos. Estos aparecerán en la mente del lector, de acuerdo a sus propias ideas.

El que se acerque a esta novela buscando que un bando quede mejor parado que otro, le aconsejo que se abstenga. Aquí nadie queda bien o nadie queda mal, según se mire. Cada cual es juzgado por sus actos, antes y durante la contienda, y también en el momento en el que transcurre la narración, pero de forma individual.

La historia está bien contada. Personajes perfilados, buenas descripciones y una prosa sencilla con diálogos breves que hacen que la lectura sea rápida. Además, a través de quiebros bien ejecutados, Tristante nos lleva, pasito a pasito, hacia una resolución pensada con mucho tino, a pesar de que en algunos momentos pueda pecar de cierta precipitación. No obstante, es un final redondo que no deja nada al azar y que cuadra a la perfección.

Sabiendo de antemano que es una novela pensada para el entretenimiento y no para ser utilizada en una clase de historia, os la recomiendo. Es entretenida y se lee con ganas. Os gustará.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.